champús en seco, cuidado del pelo, lavar el pelo, pelo saludable

¿Te imaginas llevar el pelo limpio sin ni siquiera tener que mojarlo? Pues… ¡es posible! (sin tener que recurrir a la ciencia ficción). Cada vez son más las mujeres que tienen en los estantes del baño los champús en seco, y es que te pueden salvar en un momento de urgencia. Lo que realmente lleva a que nos preguntemos dónde está la trampa; ¿realmente funcionan? ¿son recomendables?

Qué son los champús en seco y cómo funcionan

El propio nombre del producto da algunas pistas sobre su funcionamiento. Los champús en seco ayudan a que la melena parezca más limpia sin necesidad de meterse dentro de la ducha. Para conseguir el efecto de cabello recién lavado, no es necesario agua, con el engorro que supone mojarse el pelo (y el secado posterior).

Y cómo es eso posible, te estarás preguntando. El champú en seco aplicado en las raíces se encarga de eliminar el exceso de sebo, que es lo que realmente hace que la melena parezca sucia. Simplemente absorbe esa grasa tan desagradable que va apareciendo en el cabello. Gracias a esto y a los movimientos que realizan los dedos para extenderlo, el pelo parece más limpio y con volumen.

Los champús secos llevan ya años en el mercado. Al principio eran tan solo un intento fallido de cumplir el deseo de muchas mujeres por tener siempre el pelo limpio, pero poco a poco los productos han ido mejorándose y el resultado después de echárselos es bastante aceptable. Cuando se aplica correctamente y se peina después bien el pelo, se consigue que la melena parezca recién salida de la ducha.

Son un gran aliado para los planes imprevistos y para todas aquellas mujeres que quieren dormir un rato más por las mañanas sin tener que sacrificar con ello el aspecto de su melena.

Algunos consejos para utilizar el champú seco

Para lograr el efecto deseado, ten en cuenta los siguientes consejos:

1. Para echarte el champú en seco, tan solo tienes que aplicar el spray sobre la raíz de tu melena. Divide tu cabeza en secciones y ve echando el producto poco a poco, hasta cubrir toda la superficie. Utiliza las yemas de los dedos (cuidado con las uñas si no quieres arañarte) para extenderlo e ir dando un poco de volumen extra a tu melena.

2. Al principio verás que el pelo se te queda un poco blanco, pero no entres en pánico. Poco a poco irá desapareciendo y quedará fabuloso.

3. Cepilla bien la melena para eliminar los restos que hayan quedado.

4. El momento ideal para echarse el champú es antes de ir a dormir. Cuando te levantes estará ideal.

5. El champú en seco es la solución para conseguir un flequillo siempre perfecto. Habrás notado que esta parte de la melena se engrasa más rápidamente por estar en contacto continuo con la frente. Llevar un pequeño frasco de champú en seco te ayudará a arreglar su aspecto en un momento.

6. Es un producto muy útil, pero no es milagroso… No vale usarlo día tras día y esperar que el pelo parezca siempre limpio. De hecho, utilizarlo demasiado puede dar a tu pelo un aspecto mate y un poco apagado. Recuerda que puede ser muy útil en un apuro, pero poco a poco el cabello se va ensuciando y ni el champú en seco consigue hacerlo parecer limpio. ¡Es hora de lavárselo con agua y champú convencional! Que no se te olvide tu mascarilla para que tu melena esté tan sana y brillante como siempre.

Aunque, si lo que quieres es tener un pelo de 10, ponte en manos de expertos. Los profesionales de nuestros centros Rodríguez Peluqueros en San Sebastián de los Reyes y Cantalejo harán un estudio de tu melena y te ayudarán a encontrar los productos que necesita para estar saludable y tener siempre el mejor aspecto. ¡Pide cita con nosotros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies