Masajes en el embarazo, masajes, embarazada, salud, circulación

Nuestro cuerpo es muy sabio, y cuando sabe que alberga una nueva personita que necesita crecer, cambia para adaptarse a sus necesidades. Por ejemplo, durante el embarazo, aumenta el volumen sanguíneo para que el bebé pueda recibir suficiente oxígeno. Además, el incremento del peso de la barriga hace que la presión sobre las piernas sea mayor. Como consecuencia de ambas, la mamá puede tener algunos problemas de circulación. ¿Sabías que los masajes en el embarazo pueden ser muy beneficiosos?

La mala circulación se puede aliviar con masajes en el embarazo

Las piernas son una de las partes del cuerpo que más sufre durante los 9 meses de gestación. Debido a la mala circulación sanguínea pueden aparecer varices, hemorroides, calambres, hormigueo en las piernas, hinchazón en los tobillos; sensación de pesadez en las piernas, etc.

Los masajes pueden ser un buen aliado para reducir todas estas molestias. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Gracias a los movimientos, se consigue reactivar el riego sanguíneo, lo que hace sentir mejor a la mujer embarazada.
  • También ayudan a evitar la retención de líquidos, además de disminuir la inflamación de las extremidades.
  • Los masajes pueden resultar muy relajantes físicamente, ya que destensan los músculos.
  • También calman a nivel emocional, ya que resultan desestresantes.
  • Los masajes ayudan una vez que han aparecido los problemas circulatorios, pero también sirven para evitarlos o, al menos, a reducir la intensidad con la que aparecen.

Para que los masajes en las piernas resulten efectivos, deben ser realizados por un profesional formado para ello. En caso contrario, se podrían realizar ejerciendo demasiada presión en los puntos más delicados y, de esta forma, acabarían siendo contraproducentes. Además, siempre se deben utilizar productos adecuados para las mujeres embarazadas, que deberán colocarse en una buena posición durante el masaje.

Por otro lado, nunca está de más consultar al ginecólogo si es conveniente recibir un masaje según las circunstancias concretas de cada embarazada. Valorará cada caso y aconsejará o desaconsejará según los beneficios o riesgos que considere que podría haber. También es recomendable acudir a su consulta si no se consiguen reducir las molestias provocadas por la mala circulación.

Otros consejos para mejorar la circulación

Además de los masajes, tener en cuenta los siguientes consejos ayudará a reducir todavía las molestias derivadas de los problemas de riego sanguíneo.

1. Lleva una dieta saludable en la que haya una gran presencia de frutas y verduras. Hidrátate bien y reduce el consumo de sal.

2. A no ser que el médico te haya dicho lo contrario, mantente activa. El ejercicio moderado te hará sentir mejor. Puedes caminar, hacer yoga, hacer ejercicios en casa…

3. Refresca las piernas con agua fresquita para reactivar la circulación.

4. Mantener las piernas en alto te aliviará. Cuando estés tumbada, puedes colocar un cojín bajo las piernas para que estén algo más elevadas.

5. Lleva ropa suelta y un calzado que te resulte cómodo

Si estás embarazada y tienes problemas de circulación, no dudes en pedir cita con nuestros centros de San Sebastián de los Reyes (Madrid) y Cantalejo (Segovia). Allí podrás recibir masajes que te resultarán muy sanadores. ¡Te esperamos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies