coloración natural, melena, cabello, pelo, coloración, tinte

Llevar el pelo siempre igual puede ser muy aburrido. Tu melena transmite tu personalidad, y es normal que te apetezca transformar tu look de vez en cuando. ¿Te atreves con un cambio de color? Una de las opciones a tu alcance es la coloración natural, que gracias a su composición vegetal cuida y respeta tu melena. Buscamos productos con ingredientes naturales que sean igual de eficaces que los tradicionales. ¿Es posible?

Qué es y cómo funciona la coloración natural

La coloración natural se postula como una alternativa para cambiar el color de la melena de manera uniforme. Partiendo de ingredientes naturales como el Indigo, la Cassia o la Henna, este tipo de tinte vegetal aprovecha la investigación científíca para dar los mejores resultados.

Los tallos, flores y demás partes de las plantas se trituran, purifican y amasan con aceite de coco para conseguir una especie de pasta, de ahí su nombre de “barros”. Esta pasta la mezclamos con agua caliente para que la escama de la cutícula se abra y así la coloración no sea superficial, sino que penetre al interior del cabello. La forma de aplicación es bastante sencilla: basta con extenderla directamente sobre el pelo como si fuera una mascarilla. 

Elige, desde un bonito castaño oscuro hasta un rubio brillante. Combinando los ingredientes en diferentes proporciones, se consiguen colores muy diversos. Solo tienes que encontrar el que mejor te sienta. También es posible aplicar diferentes colores en diferentes zonas de la melena, creando así bonitos degradados o discretas fantasias.

Estos son los beneficios de los barros

  • Al no contener químicos, la coloración natural respeta tu melena sin resecarla. De hecho, los ingredientes naturales consiguen que el cabello tenga un aspecto más denso y con más cuerpo. Muchas de las plantas que componen este tipo de tintes vegetales tienen propiedades nutritivas para el pelo.
  • Por otro lado, la coloración natural cuida el cuero cabelludo, ya que respeta su pH y no lo deshidrata. Gracias a sus propiedades, se consigue que la piel de la cabeza no pique ni se descame tras la coloración. Por lo tanto, puede ser la solución para todos aquellos que tengan el cuero cabelludo sensible. Este tipo de coloraciones han demostrado provocar pocas alergias.
  • La coloración vegetal consigue tonos mucho más naturales gracias a la combinación de las distintas hierbas, especias y flores. De ahí que muchos hombres y mujeres la escojan para mantener su color de siempre y esconder que su cabello ya se está aclarando por las canas.
  • Gracias al color y a la salud de la que gozará tu pelo, estará mucho más luminoso y brillante que nunca. Para que el resultado sea óptimo, debes confiar en las manos expertas de tu peluquero que controlará en todo momento los pigmentos.
  • Por lo general, este tipo de coloración es respetuosa con el planeta, ya que no utiliza químicos que podrían pasar de nuestras tuberías hasta los ríos o el mar. Además, se suele apostar por la producción y distribución sostenible.
  • Una vez puesta la coloración natural, siempre puedes optar por añadir unas mechas (usando la decoloración) si lo que deseas es aclarar el tono. Es posible combinar ambas técnicas de coloración.

¿Te apetece probar la coloración natural? ¡Ya puedes en Rodríguez Peluqueros! En nuestros centros utilizamos los productos de L’Oréal Professionnel de la línea Botane por su gran calidad y porque son 100% herbal y veganos. ¡Pide cita para probarlos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies